La educación preescolar tiene una gran importancia en el desarrollo de los niños debido a que es la etapa donde los niños comienzan a relacionarse con otros, a desarrollar su responsabilidad y aprenden a seguir normas y reglas. Además, les dota de  habilidades importantes para el desarrollo de su potencial y personalidad.


En los hijos únicos, el preescolar es un excelente lugar para que pueda tener compañeros de juego lo que le enseñará a compartir, hacer amigos y a ser parte de un grupo. Al ser un espacio en donde los padres, abuelos o niñera no tienen injerencia se promueve su propio desarrollo.


La disciplina es otro aspecto donde la educación preescolar tiene una gran influencia. No decimos que como padres no se pongan límites y reglas, pero en ocasiones es difícil mantenerse firme y dejar de lado las emociones hacia nuestros niños. En cambio, los maestros de preescolar tienen la capacitación necesaria para inculcar disciplina objetivamente sin verse afectados por sentimientos.


Tener rutinas distintas a las del hogar es de igual importancia para que el niño se desarrolle. Las rutinas son buenas gracias a que les dan a los pequeños un sentimiento de seguridad y tranquilidad, y les ayuda a anticiparse y comprender mejor el mundo que los rodea. Tener una rutina fuera de casa ayuda a reforzar estos sentimientos, pero también a mostrarles que no son el centro del universo.


Dentro del ámbito académico, el preescolar es un gran estímulo, ya que está demostrado que beneficia las capacidades de lectura.

 

Conclusiones

El preescolar es un espacio que ofrece beneficios sociales, académicos y educativos en la edad donde el cerebro de los niños tiene una mayor disposición y reacción a los estímulos por lo que su socialización, creatividad y aprendizaje se verán favorecidos.